Comentario

El poeta espera con sus versos traducirles a los hombres los infinitos mensajes líricos que el profano no puede descifrar por sí sólo. El mejor, el único premio que busca, es el de conmover a quien lee sus versos, al penetrarlo con sus dardos de palabras. Al bardo se le nombra también vate pues él no sólo sirve de enlace entre la naturaleza y el hombre, sino que vaticina.
El poeta se realiza cuando descubre a los demás lo que no ven a simple vista. Estoy seguro de que el lector  vibrará con estos versos en los que se plasma el eterno y misterioso diálogo de los enamorados, “ que otorga a los amantes esas alas / de un vuelo que vence todo límite ”. Al final de su lectura dirá Iyaddalí: “ El amor como un pañuelo blanco / aletea su adiós en cada mano “.

No hay comentarios: